Ventiladores
NACIONAL

¡A la chilena! Ex coordinador de adquisición de ventiladores del Minsal y donación de la CPC: “Era lo que había”

Por: Equipo “Cápsula Informativa”

¡Para quienes siguen el fútbol, la típica frase de tirar la pelotita para la esquina y que el otro asuma la responsabilidad, es lo que se está dando con el tema de los aplaudidos ventiladores donados por la CPC, con bombos y platillos, que terminan siendo nefastos muchos de ellos y tema de noticia!

El punto es que no se está en este Chile, con más de 26 mil fallecidos por Covid-19 para caer en errores tan grotescos como donar equipamiento y culpar después al Estado, por el hecho de que los aparatos no funcionaran. Y, eso, es lo que hizo el presidente de la CPC, Juan Sitil, dejando en claro que, a su juicio, si esos equipos hubieran llegado en manos del sistema privado, “otro gallo cantaría”, porque se habría sabido implementarlos.

De manera, definitivamente inhumana, el gran empresario y amigo de La Moneda, lanza esa declaración donde Poncio Pilatos, de verdad, queda disminuido a su máxima expresión: culpar a otros por su inoperancia.

¡Lavándose las manos!

Hay que dar gracias, porque no estamos en Semana Santa, porque lo que estamos viendo es, simplemente, la falta del mea culpa y, como si Magdalena estuviera frente a nosotros, le lanzan piedras, para salvarse, pero en esa prostitución están todos involucrados.

¿Y qué novedad hay?

Y en la jornada del lunes, ex coordinador de la adquisición y distribución de ventiladores mecánicos del Ministerio de Salud, Andrés Llarena, se refirió a la polémica por el no uso de los respiradores artificiales donados por la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) en mayo de 2020.

El médico a cargo de la revisión del instrumento médico aseguró que en aquellos meses había una “guerra por los ventiladores” y conseguir uno en el mercado internacional era muy difícil.

“La verdad es que era lo que había. El mercado que tenía disponible el stock de ventiladores mecánicos era el chino. El problema radica en que la gran parte de los primeros ventiladores mecánicos que llegaron a Chile, no están diseñados para el mercado internacional, están diseñados para el mercado chino, y cumpliendo los estándares que ellos tienen”.

Además, aseguró lo siguiente: “Alguien lo podría catalogar como un error… puede ser, pero yo no lo puedo catalogar como un error cuando no hay otra opción (…) Hicimos lo que tuvimos que hacer, porque no había otra opción y nos adaptamos con una inmediatez tremenda. En buen chileno, era lo que había”.

Te cedo la pelota y juega

Andrés Llarena, reveló algunos detalles del estudio que tuvieron antes de adquirir los ventiladores mecánicos que fueron pagados por un fondo que creó el empresariado y donados públicamente al Estado de Chile, y detalló que se sorprendieron con algunos modelos cuando llegaron.

“Cuando nosotros revisamos un mini catálogo, que era la única forma de hacerlo, igual dijimos estos sí o estos no. Cuando revisamos verificamos que las características eran las que tenían que tener, pero acá nos dimos cuenta que no tenían pantalla, y nosotros estábamos acostumbrados a equipos con pantalla. La otra problemática es que el manual venía en chino”, contó.  

Añadió que “en resumen, no se trataba de equipos que eran malos, de mala calidad, pero sí se trataba de equipos que no eran familiares para nuestros operadores, nuestros técnicos biomédicos. No había forma real de calibrar los equipos. Eso, hizo que estos equipos no fueran los ideales para entregárselos al personal que los iba a operar”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.