VIH
SALUD

Diagnósticos por VIH cayeron un 40% en pandemia: Expertos incentivan la detección temprana a partir de la realización de test

La lucha contra el VIH ha sido una de las más extensas del mundo, pese a los esfuerzos aún no existe una cura que permita erradicar la enfermedad. Por ello, la estrategia de organismos mundiales apunta a aumentar la detectabilidad y prevención de nuevos contagios, a partir de incentivar en la población la realización de test rápidos y de sangre. El Dr. Howard Delucchi, médico internista de Clínica Los Carrera, explica los principales tratamientos que existen hoy para combatir la enfermedad, cómo prevenirla y la diferencia entre SIDA y VIH.

Cada 1 de diciembre, la comunidad médica global invita a concientizar sobre el SIDA. Bajo el slogan de “Igualdad Ya” este 2022, ONUSIDA convoca a los países a reducir las desigualdades y ayudar a poner fin al sida. En especial ante el sostenido, y preocupante, aumento de infecciones del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) no diagnosticados, debido a la falta de acceso para realizar exámenes de detección en plena pandemia. Lo que se traduce en que, de acuerdo a estimaciones, en Chile existen más de 77 mil personas con VIH con una tasa de diagnóstico del 91%, es decir, se proyecta que sobre 6 mil personas desconoce que tiene la enfermedad, de acuerdo con datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA.

Para el médico internista de Clínica Los Carrera, Dr. Howard Delucchi, esta situación enciende las alertas a la comunidad médica y sociedad frente a agudizar los planes de concientización y prevención. Asimismo, el profesional explica que el VIH es una condición crónica que requiere tratamiento lo más pronto sea detectada. “La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, VIH, es un trastorno vírico que, lentamente, destruye glóbulos blancos (leucocitos), debilitando el sistema inmune o de defensa de la persona, situación que, de no ser detenida, puede derivar en el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, también conocido como SIDA”.

Actualmente, los avances de la medicina junto con la industria farmacéutica han permitido que una persona VIH positivo cuente con una mejor calidad de vida y seguir con sus actividades de manera normal, a partir de un tratamiento retroviral. Entre los desarrollos tecnológicos para la disminución de los contagios existe el Pre- Exposición (PrEP), una estrategia de prevención de la transmisión del virus, aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual ha demostrado resultados eficientes en la reducción en más de un 90% del riesgo de adquirir el virus durante las relaciones sexuales, cuando los medicamentos se toman de manera adecuada.

Las investigaciones enfatizan que, en pleno 2020, fecha de apogeo de la crisis sanitaria, se redujeron considerablemente los diagnósticos – un 40% – una baja que tuvo relación con la dificultad para acudir a los recintos de salud para atender otras patologías que no fueran Covid-19. Es así que el último informe del Ministerio de Salud reveló que, hasta septiembre de este año, se detectaron 4.090 casos nuevos de personas con VIH, lo que se traduce que Chile se convierte en el país de América Latina que presenta más casos de nuevas infecciones por VIH (34%), seguido por Bolivia, Brasil y Costa Rica.

Para el especialista, los exámenes de detección son el primer paso a un tratamiento oportuno y la principal estrategia de prevención. “Actualmente, la red hospitalaria pública y privada cuentan con test rápidos de VIH, los que arrojan resultados en menos de 20 minutos, el cual no requiere receta médica y el test de laboratorio ELISA –no requiere orden médica- que permite detectar la enfermedad, inclusive un par de semanas después de una infección. Lo relevante de practicarse, al menos una vez al año, un examen de manera preventiva es que permite contener el avance del VIH a SIDA, y evitar nuevos contagios”.

Frente a esto, el médico internista de Clínica Los Carrera puntualiza en la prevención de esta enfermedad donde las conductas o situaciones pueden poner en riesgo a una persona. “El uso de preservativo en todas las relaciones sexuales, antirretrovirales en gestantes que viven con VIH, y no compartir jeringas o agujas”.

Agrega que si bien, el virus es silencioso en el organismo, algunas personas pueden generar síntomas similares a los de la influenza o un resfrío, dentro de las primeras 2 a 4 semanas después de la infección, a lo que se conoce infección aguda por el VIH, sintomatología que puede durar algunos días o varias semanas, esta sería la primera fase del virus”, explica el Dr. Howard Delucchi.