INTERNACIONAL

Gimnastas víctimas de abuso sexual por parte de Larry Nassar denunciaron al FBI de mentir en sus informes

Por: Equipo “Cápsula Informativa”

¡El deporte en la mira y las malas prácticas! Las gimnastas olímpicas, McKayla Maroney y Simone Biles, criticaron al FBI y al Departamento de Justicia durante su entrega de testimonio ante Senado de Estados Unidos.

Las mujeres aseguraron que funcionarios de ambos organismos manejaron mal las acusaciones de abuso presentadas contra Larry Nassar e hicieron declaraciones falsas en el fallo durante el curso de la fallida investigación.

“Permitieron que un abusador de menores quedara libre durante más de un año y esta inacción permitió directamente que continuara el abuso de Nassar“, dijo Maroney al Comité Judicial del Senado, después de contar los detalles que le entregó al agente del FBI que la entrevistó sobre el abuso de Nassar.

“¿Cuál es el punto de denunciar el abuso, si nuestros propios agentes se van a encargar de enterrar ese informe en un cajón?”, denunció la deportista.

A Maroney y Biles se unieron las gimnastas Maggie Nichols y Aly Raisman, que también se encontraban entre los cientos de atletas agredidos por Nassar, el ex médico del equipo de gimnasia de Estados Unidos que actualmente cumple una condena de varias décadas de prisión.

“Realmente se siente como si el FBI nos hiciera la vista gorda”, declaró Biles al USA Gymnastics y el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos, mientras contenía las lágrimas.

“Es necesario enviar un mensaje: si permites que un depredador dañe a los niños, las consecuencias serán rápidas y graves. Ya es suficiente”, sentenció Simone Biles.

Raisman pidió nuevas indagatorias sobre el mal manejo de la investigación y dijo que el FBI la presionó para que aceptara el acuerdo de culpabilidad de Nassar.

El agente disminuyó la importancia de mi abuso. Me hizo sentir que no valía la pena seguir adelante con mi caso penal”, dijo Raisman.

Gimnastas rompiendo el cerco del silencio

Las gimnastas que testificaron recientemente, han hablado públicamente sobre ser víctimas del abuso de Nassar, quien también trabajó para la Universidad Estatal de Michigan. 

Biles, ganadora de siete medallas olímpicas, así como de varios campeonatos mundiales y nacionales, reveló este año que estaba motivada para competir en los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio en parte, porque obligaría al deporte a enfrentar sus deficiencias en la protección de sus atletas. 

En su testimonio, señaló que el retraso de un año de los juegos de Tokio significaba “vivir diariamente entre los recordatorios de esta historia durante otros 365 días”.

“Soy una persona fuerte y perseveraré, pero nunca debí haberme quedado sola por sufrir el abuso de Larry Nassar”, dijo Biles. “Y la única razón por la que lo hice fue por las fallas que hubo en el centro del abuso que ahora están investigando”.