Por: Equipo «Cápsula Informativa»

En abril de 2020 y el 7 de mayo de 2020, la Comisión de Libertad Condicional denegó la Libertad Condicional a Rafael Garay,sobre quien pesa una condena de 7 años por el delito de estafa.

Los argumentos esgrimidos por la Comisión de Libertad Condicional para rechazar la libertad condicional de Rafael Garay fueron dos y muy concretas: escasas posibilidades para reinsertarse, adecuadamente, en la sociedad, y su falta de conciencia sobre la gravedad del delito que cometió.

Hay que recordar que Garay se encontraba preso en la Unidad Especial de Alta Seguridad, Anexo Capitan Yaver, desde el 21 de diciembre de 2017 y su tiempo de reclusión terminaba el 20 de noviembre de 2023.

Sin embargo, la Segunda Sala de la Corte Suprema, integrada por los Ministros (as) Carlos Künsemüller L., Haroldo Osvaldo Brito C., Manuel Antonio Valderrama R., Jorge Dahm O., Leopoldo Andrés Llanos S. Santiago, el 14 de mayo de 2020, estableció que «se revoca la sentencia apelada de siete de mayo de dos mil veinte, dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, en el Ingreso Corte N° 769-20 y, en su lugar, se declara que se acoge el recurso de amparo interpuesto a favor de Rafael Eduardo Garay Pita, dejándose sin efecto la resolución dictada por la Comisión de Libertad Condicional reunida en abril del año en curso, y se le reconoce el derecho a la libertad condicional».

En el recurso de apelación presentado por la abogada defensora de Rafael Garay, Linda Catalán, la profesional señala de manera textual, en cuanto a la conducta de Garay que «durante todo el tiempo de reclusión ha demostrado claros avances en su proceso de reinserción social, participando en toda la propuesta programática que el penal le ha proporcionado, trabajando como mozo/jornal no remunerado, desde que estaba imputado, desempeñandose en diversas labores de limpieza de baños de funcionarios, limpieza de pasillos y escaleras, ingreso de encomiendas, retiro de tachos de basura, lavado y orden de contenedores de basura. También asistió al curso denominado “Masculinidad y Violencia de Género”, unico curso que la propuesta programatica del penal le ha otorgado».

Agrega que «Si bien, don Rafael Garay, ingreso a cumplir condena luego de atravesar por una serie de conductas disruptivas, tales como problemático consumo de alcohol, intentos de suicidio, tratamiento con psicotrópicos. Al interior del penal, ha debido adecuarse permanentemente al régimen interno. Se encuentra en abstinencia de consumo de alcohol por más de 3 años, que si bien surgió como abstinencia forzada, le ha servido para comprender y mejorar su situación de vida. Incluso estuvo en tratamiento psiquiatrico hasta marzo de 2019 y fue dado de alta por el Psiquiatra institucional Dr Luis Diaz, al observar que ha participado positivamente en área laboral y educacional dentro del penal».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here