Por: Equipo «Cápsula Informativa»

Julio Ruiz Palomino, trabaja en Urgencias Médicas de Madrid y, desde el día uno, está haciendo lo posible por salvar la vida de quienes llegan graves al centro médico con síntomas de Coronavirus.

Para evitar que su esposa, Susana y sus dos pequeños, Rodrigo de 13 años y Alberto de 10 se contagiaran, Julio decidió mudarse a una casa rodante que usaba para paseos de familia. Desde allí, ve a sus seres queridos, guardando la distancia.

La decisión de mudarse a la casa rodante la tomó cuando se dio cuenta que el Coronavirus afectaba también a la gente joven y lo que menos quería era poner en riesgo a su familia. Fue entonces cuando armó su bolso y estacionó su “nuevo hogar” frente a su casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here