Por: Equipo «Cápsula Informativa»

Con la llegada del COVID-19 a Chile, todos los servicios han debido implementar medidas para evitar su contagio. Uno de los lugares más transitados por los chilenos sigue siendo la entrada de sus edificios.

Según el último CENSO, existe más de un millón de departamentos, por lo que es importante analizar qué sucede en sus pasillos.

Comprendiendo la contingencia, Juan Salinas, vicepresidente de Agacech (Asociación Gremial de Administradores de Condominios y Edificios de Chile) y gerente de Administración en GTI, tomó la iniciativa en el área y comenzó a aplicar un plan inmediato.

Según Salinas, “para los administradores de edificios, la seguridad de los vecinos siempre es la prioridad. Cuando llegó el COVID-19, las medidas fueron inmediatas, instalar dispensadores de alcohol gel en todas las recepciones, limpieza constante de los ascensores —posible lugar de contaminación, ya que, todos deben colocar sus dedos—, cierre de espacios comunes como piscina y terrazas”.

Asimismo, plantea que “además, de implementar el sistema de conserjes residente, esto es habilitar dormitorios para conserjes y aseadoras en todos los edificios que administra GTI, a quienes se les otorga un lugar para dormir con todas sus respectivas comidas, esto en beneficio directo de las comunidades para evitar los posibles contagios por transito, además, de salvaguardar la salud de nuestros trabajadores”, señala Juan Salinas.

Gestión Total Servicios Integrales (GTI) se caracteriza por la cercanía con su comunidad, el gerente general, Ricardo Carrasco, lo describe como su principal valor. “La comunidad es una gran familia que debemos cuidar, por lo que haremos todo lo necesario para reducir a cero la posibilidad de contagio dentro de sus pasillos o en la recepción. Así como también velar por la salud de nuestros trabajadores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here