Por: Equipo «Cápsula Informativa»

Más de 40 jóvenes de distintas comunas de Chile participaron en la clínica de tenis que ofreció Roger Federer junto a Alexander Zverev. “Un honor y una alegría inmensa haber sido testigo de las sonrisas, ojos iluminados, energía y recuerdos imborrables que cada uno de estos niños tendrá gracias al mejor de todos”, destacó la Ministra del Deporte, Cecilia Pérez.

Los niños de distintas edades tenían algo en común: todos aman el tenis y ven en Roger Federer, una figura a imitar. Algunos viajaron por el día desde Rancagua, Graneros y Teno, otros, cruzaron varias regiones por aire o por tierra para tener unos minutos con el tercer mejor jugador del mundo.

“La mayor grandeza que nos volvió a confirmar Federer hoy es lo que ha caracterizado su histórica carrera: la sencillez, respeto, categoría, educación y solidaridad con que vive el deporte. Ahí está quizás el talento y magia que tiene el tenista suizo. En su cercanía, preocupación y trabajo por apoyar causas sociales en distintos lugares del mundo. Un honor y una alegría inmensa haber sido testiga de las sonrisas, ojos iluminados, energía y recuerdos imborrables que cada uno de estos niños tendrá gracias al mejor de todos”, comentó la Ministra Pérez. 

Roger Federer abrazó, se rió, compartió y firmó decenas de pelotas. Y se tomó cientos de fotos. nadie quería quedar al margen de su majestad. De seguro el tiempo corrió más rápido que de costumbre para ese grupo de afortunados que tuvieron enfrente a una verdadera leyenda. 

Fuente: Ministerio del Deporte

Fotografía: T13

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here