Por: Equipo «Cápsula Informativa»

Un grupo de trabajadores de la salud brasileños solicitaron a la Corte Penal Internacional (CPI) que inicie una investigación sobre la respuesta del Presidente, Jair Bolsonaro, por considerar que sus actitudes frente a la pandemia del Coronavirus, constituye un crimen contra la humanidad.

Los sindicatos acusan al Mandatario «de haber actuado con negligencia criminal durante su gestión de la pandemia de Covid-19, arriesgando la vida de profesionales de la salud y miembros de la sociedad brasileña».