Por: Equipo «Cápsula Informativa»

Un trágico suceso enluta al mundo del fútbol ante la muerte de un joven jugador de la Liga Universitaria de Estados Unidos. Todo debido al fallecimiento de Eric Birighitti, jugador de 21 años, que fue devorado por tiburones blancos en Australia.

El deceso de produjo en medio de las vacaciones del deportista, en Twilight Beach, al suroeste de su país natal.

El trágico hecho fue cubierto por el periódico The West Australian, tras la desaparición del futbolista el pasado 2 de enero.

“Eric Birighitti fue de excursión y, mientras estaba de vacaciones con amigos, se apartó un poco del grupo, y cayó al océano después de resbalar en una zona rocosa. Sus amigos habrían intentado salvarlo, pero la fuerte corriente del mar lo terminó absorbiendo” indicó el periódico.

Birighitti, jugó para la Universidad Hastings en Nebraska antes de ser transferido a la Universidad de St. Thomas Aquinas en Nueva York y estudiaba Administración de Empresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here