Por: Equipo «Cápsula Informativa»

La atleta paralímpica oriunda de Chiloé cerró su año de competencia batiendo tres marcas que ella misma ostentaba. Su clasificación a Tokio 2020 es inminente.

Para Amanda Cerna nunca fue tema la prótesis que utiliza. Desde los seis meses lidia con ella. Y hace cuatro años compite por Chile. Desde entonces, esta atleta paralímpica se ha cansado de batir récords representando al país. Ahora, en Dubai, en el marco del Mundial Paralímpico rompió tres.  

Amanda nació con una malformación congénita en su brazo izquierdo. “Me di cuenta que usaba una prótesis cuando ya era grande. Me la ponía en la mañana y era algo muy normal porque siempre fue una parte de mí. Me sentía igual a las demás”, recordó en una entrevista. No fue sino hasta el verano de 2015 cuando en un control de tiempo hecho en la pista Mario Recordón del Estadio Nacional, Amanda irrumpió llamando la atención de todos.

En tiempo récord logró clasificar a los Juegos Parapanamericanos de Toronto que se disputaron meses más tarde, donde fue sexta. En un año pasó de ser una persona que no conocía el deporte paralímpico a vestir la camiseta del Team ParaChile. “Amanda se puso la camiseta de Chile para no sacársela más. Es una persona tremendamente comprometida y sacrificada, que deja de lado sus problemas y la lejanía con su tierra y afectos para representarnos”, comentó la Ministra del Deporte, Cecilia Pérez.

Chiloé es su cuna. Siendo niña, probó varios deportes antes de quedarse con el atletismo. Entre esos, fútbol, gimnasia rítmica y handball. En Castro comenzó corriendo en una pista de tierra de su colegio. Su profesora de atletismo del liceo donde estudió, la incentivó a averiguar acerca del deporte paralímpico. Las instalaciones del CAR, hoy, son su refugio. Entrena habitualmente en las pistas del Estadio Nacional. 

Este año ha sido particularmente bueno para ella. Alcanzó la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima. Y ahora, en Dubai, compitió en tres pruebas. En todas ellas, batió las marcas que le pertenecían en 100, 200 y 400 metros. Esta última es su categoría fuerte. En el Mundial fue quinta, y quedó a muy poco de clasificar a Tokio 2020. Amanda ya pasó por unos JJOO. En Río 2016, fue cuarta. Rozó el podio en 400 metros, categoría T47. “Hace solo cuatro años nos deslumbró con su velocidad. Sigue con las mismas ganas que el primer día, entrenando duro para superarse a sí misma. Un ejemplo de mujer y de deportista” , complementó la Ministra del Deporte, Cecilia Pérez.

Su clasificación a los próximos Juegos Paralímpicos se da por descontada. Hoy, es la carta más relevante de la categoría del país. “La gente no tiene idea de los sueños que uno tiene, mi llamado es que hagan lo que les motive y lo que sueñan, que nadie les diga lo que deben hacer. No hay que escuchar lo que digan los demás”, una reflexión de Amanda que sigue cada día más vigente. 

Fuente: Ministerio del Deporte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here