Por: Daisy Castillo Triviños

“David es un niño súper especial y con el deporte ha crecido mucho en cuanto a su desarrollo. Gracias a Olimpiadas Especiales Chile participó en un campeonato en República Dominicana en 2018 y ganó medalla de oro”, con estas palabras, Renato Elgueta, comienza la conversación con “Cápsula Informativa” para hablar de su hijo menor, de su retoño: David, hoy de 17 años, practica tenis y ha ido, poco a poco, superando los problemas causados por el síndrome de rasgo autista y la hipotonía congénita con la que nació.

David, estuvo desde un año y medio y hasta los 15 años en la Teletón y a los 14 años por recomendaciones de los profesionales del centro, comenzó a incursionar, a aprender las técnicas del tenis, hasta lograr transformarse en un destacado atleta. Junto a otros cinco menores, forma parte del Club Deportivo Inclusivo Winning Wheels (Deporte en silla de ruedas) de Viña del Mar, donde su padre, Renato, es el presidente de la agrupación, quien señala que “convivimos harto con nuestros deportistas, entrenamos todo el año, no paramos ni en verano ni en invierno y, gracias a eso, David ha tenido más desarrollo personal y su principal desarrollo ha sido en base al deporte”.

Agrega que “nos interesa tener un club deportivo bien inclusivo, tener niños con discapacidad motora, con discapacidad intelectual, con la idea de ayudar a los niños como David para que tengan un crecimiento físico y como personas. A ellos, el deporte les ayuda mucho y establecen lazos de amistad, de compañerismo. Ellos se tratan bien, no hay discusión y todo bajo el concepto de enseñarles que las buenas costumbres y los buenos modales les ayuden a crecer más de lo que son”.

A propósito de estas últimas horas de la Teletón 2020, bajo condiciones muy distintas a las versiones anteriores, producto de la presencia de la Pandemia de Coronavirus en el país –y que se ha extendido por el mundo-, vale la pena conocer la historia de David y de  su familia, para quienes el deporte se ha convertido en un pilar de unidad, ha  transformado su diario vivir y se han reinventado.

¿Cómo ha sido para David y su familia el deporte en sí y que se haya convertido en un componente más de su núcleo?

-Para nosotros ha sido un cambio de 360 grados, en cuanto al tema familiar. Tuve un cien por ciento de cambio hacia David, yo estaba abocado a trabajar y tenía de lado a mi hijo y gracias a este deporte, como es el tenis, hemos sido más cómplices, más amigos, soy el “profe” y él el alumno. Ha sido un complemento tanto a nivel deportivo como familiar. El hecho de ver a tu hijo competir dentro y fuera, relacionarse con personas que nunca había visto, hacerse amigo de un joven uruguayo, es impagable. Nos cambió la vida el deporte.

¿Por qué, en particular, el tenis?

-Cuando David era chiquitito hacía piscina y nos preguntaron si quería ir a un taller y la mamá dijo que sí. Esto, partió hace tres años y fue un cambio radical en nuestras vidas.

David Elgueta, obtuvo medalla de oro en Olimpiadas Especiales de Tenis en Santo Domingo (2018).

¿Y los años de David en la Teletón cómo lo describe?

-Es una de las razones por las que David, hoy camina. Mi hijo cuando llegó a la Teletón no caminaba, apenas movía su cuello. Gracias al instituto, a las rehabilitaciones, a los profesionales, él es como es ahora. Era un ratoncito que, prácticamente, no se movía cuando llegó a la Teletón y camina y se mueve bien, tiene algunos problemas de movilidad, pero eso es por su condición, por su hipotonía.

¿En qué consiste la enfermedad de David, en general?

-La hipotonía congénita es una enfermedad que ataca los músculos. David era como una sustancia, que son blanditas y tenía ese problema en su musculatura y, por lo mismo, le costaba moverse, se caía siempre de cabeza y durante un tiempo tenía que ir  con casco al jardín. La Teletón nos dio todo, si teníamos que ir a Santiago y si no teníamos para ir en bus o en auto, nos daban los pasajes.

¿Cuál es la idea que persiguen con el club deportivo?

-Con la directiva anterior, hubo problemas y nos hicimos cargo los apoderados que estábamos, sacamos personalidad jurídica y queremos postular a concursos públicos para poder tener más implementos para los niños. El tenis no es un deporte barato, aunque hace años jugar tenis era de élite, ahora gracias a Dios, se ha masificado el deporte y los implementos son más asequibles. No tenemos raquetas profesionales, pero con las que tenemos, nos vamos complementando, comprando tarros de pelotas, por ejemplo.

Tenemos la intención de seguir trabajando con la Teletón y dar el espacio a otros niños que quieran practicar tenis, puedan incorporarse a nuestro club deportivo.

¿Una vuelta de mano a la Teletón?

-Así es. Queremos llegar a la Teletón de nuevo y devolverles la mano, como ellos lo hicieron con mi familia. Una vez que tengamos los recursos para el Club, lo primero que queremos hacer es ir a la Teletón para que nos envíen niños. Nuestro proyecto es tener más niños y ayudar y nuestra labor también tiene que ser social. A mí no me interesa que sólo David vaya a competir, sino que todos los niños vayan a competir, que todos ganen, que todos tengan la experiencia con la que ha contado David.

Hablemos de la rutina deportiva de David, practicando tenis.

-Los martes y los sábados durante dos horas. El entrenamiento, si bien, no es de alta competencia, sí tiene su efecto. Primero, trotamos alrededor de la cancha, todos los niños por igual, tengan la condición que tengan y se demoren lo que se demoren y tienen que dar las cuatro vueltas. Luego, viene el precalentamiento muscular y, de ahí, nos abocamos a jugar con la raqueta, empezamos con técnicas de movimiento, de conocer la raqueta, de adecuarse al peso de la raqueta y al peso de la pelota.

¡Enojo contra el Coronavirus!

¿Cómo ha sido para David el tener que enfrentar este período en casa, a raíz del Coronavirus?

-Ha sido sumamente difícil, porque estos niños son súper estructurados. Él me dice que odia el Coronavirus, porque no puede ir al colegio, quiere ir a jugar tenis, no quiere saber nada del Coronavirus y lo único que quiere es que el Coronavirus se vaya y volver a entrenar. “Me fascina demasiado el tenis, lo echo mucho de menos, estando en la casa me aburro demasiado y toco un teclado”, dice David, al teléfono con “Cápsula Informativa”.

¿Y en la casa, pueden entrenar?

-Tratamos de hacer un poco de ejercicio, tenemos pesa y hacemos algo de preparación física, tratamos que él tome la raqueta, que siga jugando con la pelota, pero como tenemos un perro juguetón, de repente, no nos deja jugar mucho. En Olimpiadas Especiales Chile, nos mandaron unos videos para hacer ejercicios físicos y mantener a los chicos ocupados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here