Por: Equipo «Cápsula Informativa»

La viñamarina, Carla Peirano era «ciclista furiosa» mucho antes de salir a buscar nuevos rumbos y asentarse en Italia, en 2001.  De furiosa no tiene mucho, pero sí de la pasión del popular movimiento que tanto ha luchado por promover el uso de la bicicleta en Chile. 

Esta publicista del Duoc, que tras su paso por la península itálica se instaló en la ibérica -específicamente en Bilbao- hoy está viendo que uno de sus grandes sueños toma cuerpo y se convierte en Libertad Avenue. Ha tenido varios, pero el hilo conductor de su historia ha sido dado casi siempre por la bici.

Apoyada por las herramientas que entrega el gobierno del País Vasco y el uso del «crowdfunding» o micromecenazgo, ha conseguido dar el primer gran paso para instalar su propia empresa, que el mismo municipio de Bilbao premió esta semana.

Ella, explica que «la ejecución de este proyecto nos ha permitido -porque en esto se han unido muchas voluntades- dar vida a la primera marca española que une materiales reciclados con diseño de alta gama en zapatos para ciclistas urbanos.»

Y detalla que «a través, de la reconocida plataforma Kickstarter ofrecimos, durante un mes, una serie de productos de diseño y gran calidad para ciclistas; si llegábamos a una meta definida en el plan de trabajo, era posible acceder a un crédito y todas las facilidades para iniciar mi propia empresa».   Y cuenta feliz que «hoy miércoles 12 de febrero se cumplía el plazo para llegar al volumen necesario de encargos, pero lo sobrepasamos tres días antes y me cuesta expresar lo feliz que estoy».

La marca

Bajo los estrictos principios de fabricación consciente –Vivo, Responsable, Libre y Propio– y más de tres años de diseño y testeo, Libertad Avenue buscar interpretar la filosofía de vida ciclista a través de zapatos hechos a mano, de alta resistencia y seguridad, abrazando la economía circular y el valor sostenible del trabajo artesanal.

Cada producto de Libertad Avenue ha sido diseñado cuidadosamente y producido en España con productos locales, concebido para que dure mucho tiempo y así contribuya a reducir la cantidad de desechos en la industria textil. Contrario a lo habitual, las piezas están pensadas para ser reparadas si fuere necesario e incluso rediseñadas para toda la vida.

Por ahora, el catálogo en Kickstarter.com permite envíos de zapatos a España, Dinamarca, Francia y Holanda, pero la creadora cuenta su experiencia «para que más gente se aventure y se atreva, no siempre resulta a la primera, a veces ni siquiera a la cuarta, pero hoy existen herramientas que tenemos que aprender a conocer y usar, lo que ojalá se uniera a la gestión adecuada de iniciativas de los gobiernos, que a veces no son tan conocidas como debieran y con esto hablo en general.  Creo que hoy la tecnología amplía tanto las oportunidades, que los que tenemos ganas de hacer cosas no tenemos excusas para dejarnos estar.  Ojalá en Chile se copiaran estos ejemplos, que permiten generar círculos virtuosos y avanzar en diversas materias al mismo tiempo: cuidado del medio ambiente, más oportunidades, generación de empleo digno, economía circular, en fin…».

Crowdfunding

El micromecenazgo o financiamiento participativo, en castellano, se refiere a una red de financiación colectiva, normalmente en línea, que aspira a financiar determinados proyectos a través de donaciones y preventas, de manera de dar sustento a su ejecución y, eventualmente, revelar su viabilidad económica.  Esta fórmula permite financiar iniciativas de la más diversa naturaleza y hay, también, diversos modelos de funcionamiento.  Este va a depender del tipo de crowdfunding que se haya seleccionado, pero siempre se definen al menos alguna fases básicas para concretarlo elaboración del proyecto y envío a la plataforma elegida, a saber:  Evaluación, publicación y promoción, para conseguir la financiación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here