Por: Equipo «Cápsula Informativa»

Tras la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia, que busca reconocer a las mujeres que juegan papeles críticos en la ciencia y la tecnología y ayudan a cerrarla brecha de género existente en las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática), existe algunos datos que no dejan de preocupar.

Aunque 17 mujeres, han sido reconocidas en física, química o medicina desde 1903, cuando Marie Curie recibió el Premio Nobel, todavía hay un camino por delante, sólo el 35% de los estudiantes matriculados en las carreras vinculadas a las STEM en la educación superior son mujeres.

La brecha de género en el lugar de trabajo podría persistir hasta 2073, a menos que las empresas prioricen el avance de las mujeres en posiciones de liderazgo

Para este año se espera un déficit de profesionales TIC de más de 586.000 en América Latina, que provocará perdidas de al menos 0.9% del PIB de la región en el mismo año

¿Cómo podemos convertir el desafío en oportunidad?

Invirtiendo en las mujeres, creando nuevas oportunidades de educación y crecimiento de carrera, y visibilizando el enorme trabajo que llevan adelante las mujeres como creadoras de soluciones innovadoras.

Por ejemplo, la chilena Raquel Norel, Research Staff Member – Computational Biology Center, actualmente trabaja en las áreas de Medicina Genómica del Cáncer, Centro de Biología Computacional y Psiquiatría Computacional, además es miembro del personal de investigación en el Centro de Biología Computacional en el Centro de Investigación IBM T. J. Watson.

Ella recibió un B.Sc. Licenciado en Ingeniería Informática por la Universidad de Chile, M.Sc. Licenciado en Ciencias de la Computación por el Instituto Weizmann, Israel y Ph.D. en Informática de la Universidad de Tel Aviv, Israel.

Después de un puesto postdoctoral en la Universidad de Columbia, trabajó como bioinformática en la Facultad de Medicina Albert Einstein y más tarde en la Universidad de Columbia.

La doctora Norel se unió a IBM en 2011. Es coautora de dos patentes, dos divulgaciones y más de 50 publicaciones revisadas por pares, una de ellas con cerca de 700 citas. Es colaboradora de la Facultad de 1000 y miembro de la Society of Women Engineers.

Casos como estos y otros tantos en Latinoamérica, son los que están dando la batalla para afrontar la transformación digital y equiparar las oportunidades para el género femenino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here