OPINIÓN

ENEA COACH: Sesiones que desarrollan el potencial humano dentro de una empresa

Por: Equipo “Cápsula Informativa”

Hoy en día, las terapias alternativas para el bienestar mental están siendo cada vez más requeridas por los chilenos. En un país donde más de un millón de personas sufre de ansiedad y otras 800 mil son diagnosticadas con depresión -según cifras de la ONG Mente Sana-, no es difícil pensar que hoy por hoy la salud mental es prioritaria.

Una de estas tendencias proviene del eneagrama, que es un sistema de clasificación de la personalidad que permite trabajar diferentes aspectos de la vida de una persona. Permite conocer por qué somos como somos, por qué pensamos lo que pensamos y por cuál motivo reaccionamos de determinada forma.  

La empresa ENEA COACH, propiedad de Paula González, actriz y eneagramista certificada en Estados Unidos y Chile, realiza coaching y sesiones trabajando desde el eneagrama. Éstas permiten entender y mejorar aspectos que van desde problemas de pareja, la autoestima, relaciones laborales e interpersonales, etcEsta misma estrategia se aplica también en empresas, a través de un curso Código Sence llamado “Inteligencia Comunicacional”, diseñado por ENEA COACH para mejorar la comunicación entre grupos y personas en equipos de alto rendimiento, además de optimizar el clima laboral en general. 

Por medio de este curso “Inteligencia Comunicacional”, los miembros del equipo lograrán conocer su tipo de personalidad, los regalos que conlleva, y los desafíos que presenta. Podrán conocer cómo y qué es lo que prioriza cada tipo de personalidad durante la comunicación, de manera de desarrollar sus deficiencias, y saber abordar asertivamente a cualquier otro tipo de personalidad.

Sabemos que el estilo comunicacional está íntimamente relacionado con el Tipo de Personalidad. Con nuestro programa para empresas, el colaborador conocerá las  fortalezas y debilidades comunicacionales de su tipo. Siendo capaz de trazar métodos y líneas de trabajo específicas que le permiten desarrollar sus puntos ciegos y potenciar sus aptitudes. El conocimiento del eneagrama de cada uno, entregará al equipo un lenguaje a través del cual,  despersonalizará los conflictos, puesto que están puestos en la rigidez del tipo de personalidad, y no directamente en el individuo”, explica Paula González.

La comunicación: el principal problema de las empresas

Hace más de 10 años, Peter Druker, el teórico del management por excelencia planteó que el 60 % de los problemas empresariales son consecuencia de una mala comunicación. El problema más común dentro de los grupos humanos, es justamente la “No Comunicación”.

La escasa inteligencia comunicacional en las empresas afecta a todos los integrantes de una organización. Desde el gerente general hasta los prestadores de servicios externos. Una empresa, es en su base una red de conversaciones, si no sabemos relacionarnos, escucharnos, expresarnos de forma efectiva, esto termina impactando las líneas directivas, productivas, logísticas y de soporte es decir:  todas las áreas de la empresa.  

En ENEA COACH, también se trabaja desde la ontología, la que le permite al individuo reconocerse como un observador más dentro de una realidad que es co-construida con otros observadores. Identifica los juicios que conforman el observador que es, y cómo estos afectan su desempeño y sus relaciones  con sus compañeros y con la empresa en sí. Porque los juicios son personales, pero también grupales, y sin duda, la misma empresa se mueve dentro de ciertos juicios que es necesario identificar y transparentar. Sabemos que el 93 % de la comunicación es no verbal. Nuestro cuerpo habla constantemente y puede estar generando roces y malos entendidos sin que el colaborador sea consciente de ello. Por eso en nuestro programa además de eneagrama y ontología, abordamos el status corporal, que hace consciente al colaborador de la impresión que genera con su cuerpo, entregándole herramientas para modificarse y adaptarse según el contexto le demande.

Qué se logra con las sesiones de ENEA COACH 

 1.- Generar un colaborador auto-consciente capaz de monitorear y modificar los comportamientos que empobrecen su comunicación. 

2.- Eliminar los roces que se generan por el poco entendimiento acerca de los otros tipos de personalidad.

3.- Lograr un clima de trabajo agradable, cercano, donde prima la confianza y la inteligencia comunicacional.

4.- Impactar positivamente en los resultados operacionales de la organización. 

5.- Potenciar el sentido de pertenencia de los colaboradores.

6.- Formar equipos de alto desempeño, donde el individuo se siente considerado y es un aporte. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.