Por: Daisy Castillo Triviños

La Región Metropolitana continúa en la Cuarentena obligatoria decretada por el Ministerio de Salud, ante el avance del Coronavirus y, sin duda, tener que acostumbrarse a permanecer en los hogares, sin contacto físico con otros como se acostumbraba y dejar de seguir, a diario, con las prácticas habituales, para nadie está siendo fácil, como tampoco en el caso de los atletas, dejar de entrenar con la disciplina que lo hacían y todos los días.

Y como se trata de un período en el que aún no se tiene claridad ni menos certeza de cuándo pasará, las federaciones deportivas del país, se han ido poco a poco ajustando a esta nueva realidad, utilizando las redes sociales y los avances que la tecnología permite para mantenerse activos, para que los atletas no pierdan del todo el training. Una tarea y una experiencia que no es simple, pero que se ha asumido y con bastantes expectativas.

Ése es el caso, por ejemplo, de la Federación Nacional de Tenis de Mesa (Fechiteme) con más de 1.200 jugadores federados, que adoptaron el llamado teletrabajo para continuar respaldando y apoyando a sus deportistas, ésta vez, teniendo como herramienta central: internet. Por ahora, las competencias están paralizadas y los campeonatos se encuentran en statu quo, mientras no vuelvan las condiciones para retornar a las pistas.

¿Qué se está haciendo en esta etapa en que se debe evitar el contacto físico? Por ejemplo, se han organizado ciclos de conferencias con temas de interés y desarrollo educativo en el marco del programa Educar sin Barrreras, a través de la plataforma online zoom. Sobre esta iniciativa, Henry Reimberg, presidente de la Federación Nacional de Tenis de Mesa, señala que “como Directorio de Fechiteme, estamos muy contentos con los alcances de los Seminarios Digitales 2020, a través del programa Educar Sin Barreras y, es por esta razón, que en estos momentos, tenemos el gran compromiso con todos los actores involucrados de seguir llevando temáticas en pro del desarrollo de nuestro deporte a nivel nacional e internacional, a través de esta nueva forma de educar, de encontrarnos, de conversar, compartir ideas y poder vernos las caras en medio de esta pandemia mundial que nos afecta a todos, con este nuevo método e-learning que ya existía y estamos convencidos que, ahora más que nunca, llegó para quedarse”.

Henry Reimberg, en conversación con “Cápsula Informativa” señala que “todas las competencias del tenis de mesa han cambiado un poco, a raíz de esta pandemia. Nosotros, tenemos como competencia prioritaria los eventos que son clasificatorios, como el Campeonato Sudamericano Adultos que es pre-clasificatorio al Panamericano Adulto y éste es clasificatorio al Mundial Adulto, y tenemos el Panamericano Juvenil que es clasificatorio al Mundial Juvenil y también una clasificatoria de niños más pequeños”.

Añade, sin embargo, que la “Confederación Sudamericana y la Unión Latinoamericana han suspendido, hasta el momento, todos los eventos del segundo semestre. Todo esto, en todo caso, va a ir dependiendo de cómo vaya comportándose la curva de contagio”.

¿Cómo están trabajando, precisamente, con los entrenadores y los deportistas para hacer frente a las competencias que se podrían llevar a cabo en el segundo semestre de 2020?

-Estamos con tele-trabajo, no sólo con los jugadores y deportistas seleccionados. También estamos trabajando con los técnicos. Todos los lunes a las 16 horas, tenemos una reunión de trabajo con todo el directorio, el área administrativa y técnica. Estamos monitoreando todo y decidimos dividir las categorías de manera técnica.

En el caso de los deportistas, ¿de qué manera como Federación junto a los entrenadores están haciendo que los menores, jóvenes y adultos no pierdan el training?

-Nosotros preparamos una guía en la que hay ejercicios, por ejemplo, de elasticidad, de elongación, otros con peso. Se lo hemos enviado a los deportistas y también lo estamos difundiendo, a través de la página web. Ha tenido bastante buen resultado, hartos han descargado esta guía y aunque haya monitoreo, hay que ser realistas y reconocer que sí o sí se va a perder training. Volver a entrenar va a ser muy difícil para la gente que no ha tomado la paleta durante un tiempo.

Sin duda, volver al ritmo acostumbrado no será fácil, porque esto que estamos viviendo es anormal. Probablemente, cuando se empiecen a levantar las cuarentenas, tampoco nuestros deportistas llegarán al CEO como llegaban antes. Yo creo que será un número muy acotado, vamos a tener que fijar prioridades de la gente que vaya, porque entre cada entrenamiento se tendrán que sanitizar los salones. No sé cómo está preparando el plan de contingencia el Comité Olímpico para enfrentar la vuelta que no la veo pronto, tampoco.

¿Hay otro tipo de apoyo que ustedes proporcionen como Federación, aparte de las guías?, Por ejemplo, apoyo psicológico a los deportistas para los que no es fácil dejar de practicar y estar, forzadamente, en sus casas.

-La mayoría de los deportistas que son Prodar, tienen psicólogo deportivo, nosotros no tenemos esa herramienta y sería muy bueno, pero hay un tema presupuestario de por medio. Sin embargo, todos los técnicos son bastante cercanos a los deportistas y están en permanente contacto con los jóvenes y mantienen conversaciones seguidas para brindar apoyo, ayudar a que los menores, jóvenes y adultos no caigan en cuadros de estrés o de depresión.

¡Un 2019 de lujo!

¿Cómo definiría lo que fue 2019, desde el punto de vista competitivo para la Federación Nacional de Tenis de Mesa y para los deportistas?

-Para nosotros fue un muy buen 2019, el único al debe que quedamos fue el Panamericano, porque no pudimos cerrar las medallas, pero la verdad es que fue un año muy bueno. Tuvimos triunfos importantes, como por ejemplo, sobre Canadá, perdimos muy ajustados con Puerto Rico. En el caso de las mujeres, tuvimos campeonas sudamericanas. Nosotros, tenemos un tremendo equipo de adultos y, en el caso de los juveniles, el 2019 fue muy bueno, basta recordar que Nicolás Burgos salió campeón Panamericano.

El 2019, fue un muy buen año. Yo pensaba que este 2020 iba a ser mucho mejor, porque tenía la esperanza de que podíamos clasificar a Tokio, pero esa esperanza se postergó para el próximo año.

¿Hacia dónde tiene la Federación puesta la mirada, en este momento?

-Nosotros tenemos el foco en las categorías menores (categoría Sub 11) y en las damas. Estamos trabajando ahí, estamos tratando de que más niños jueguen, tratando de fortalecer las bases con factores disciplinarios, en términos de cumplir horarios, de entrenar con la mejor cara, es decir, con la mejor disposición. También estamos trabajando y monitoreando a los seleccionados, uno a uno, para poder ir viendo cuáles son los problemas que pueden tener. Por lo mismo, estamos en contacto con todos nuestros deportistas, estamos siempre cerca de todos para fortalecerlos psicológicamente y, por lo mismo, hablamos con sus preparadores físicos.

¿Hay algún trabajo, en particular, que se haga con los deportistas de regiones y sus entrenadores o hay un plan general que se aplica?

-Una de las cosas que lamento con el tema de la Cuarentena, a raíz del Coronavirus, es que teníamos un plan y calendarizamos ir a las distintas asociaciones durante dos o tres días y lo alcanzamos a hacer con las asociaciones de Valdivia, pero no pudimos hacer las siguientes, porque comenzó el problema del distanciamiento social.

Pero, una vez que este período pase, ¿se retomará el tema con las regiones?

-Por supuesto, tenemos que retomarlo. Para nosotros, es muy importante hablar en la misma sintonía, que hablemos lo mismo en todo Chile, que ellos conozcan lo que estamos haciendo y cómo estamos buscando el éxito deportivo que no parte sólo con las medallas, sino que también parte con el fortalecimiento de las bases en términos de la visión del deporte.

Uno de los proyectos liderados por el Ministerio del Deporte es Santiago 2023, donde los deportistas que forman parte de la Federación Nacional de Tenis de Mesa tendrán participación, ¿cuál es la trascendencia de este evento?

-Para el tenis de mesa es como un Juego Olímpico, en general, para el deporte en Chile es la competencia prioritaria, es donde vamos y medimos cada cuatro años las fuerzas con nuestros vecinos, con los países del Norte. La verdad es que se trata de la segunda competencia más importante del mundo, después de los Juegos Olímpicos, la más grande, aglutina a muchos países, son muchos deportistas, más de 9.000 deportistas, entonces, es un movimiento ciudadano gigante.

¿Hay, entonces una preparación que ya está armándose o están en espera?

-El Comité Olímpico en conjunto con el Instituto Nacional del Deporte (IND), hace dos o tres años, comenzaron con un proceso que se llamaba Santiago 2017 y después se pasó a llamar Santiago 2023. Hay muchos deportistas que, probablemente, para Santiago 2017 eran juveniles y que van a estar disputando alguna medalla en los Juegos Panamericanos e imagino que perteneciendo a alguna selección.

Es la competencia más grande que nosotros tenemos, por eso, es un gran dolor no sacar medalla Panamericana, fue duro, porque pensé que podíamos ganar dos medallas, ya que teníamos un buen equipo, se estaban haciendo bien las cosas, porque la gente estaba trabajando duro, pero no siempre se gana. Y en el deporte, hay que entenderlo y asumirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here