Por: Daisy Castillo Triviños

Gary Medel, sin ser conocido aún a nivel internacional, entre el período 2006 y 2007, se dio tiempo para jugar a la pelota con los internos de Colina I, cuando iba a visitar a amigos de su barrio de Conchalí, privados de libertad en ese recinto penal.

Medel, alias “Pitbull”, como usted sabe, es uno de los jugadores de fútbol más queridos y reconocidos por los chilenos amantes de esa disciplina y, de paso, también por quienes sin gustarle el fútbol, reconocen en él, a un deportista de esfuerzo, que salió de la pobreza, del barrio y que, hoy, es una figura del fútbol extranjero y que, a pesar, de lo bien que le ha ido en su vida profesional, desde el punto de vista económico, no olvida de dónde salió, no ha olvidado su esencia, su raíz.  

Hay que señalar que, en medio de una conferencia de prensa de su equipo, Bologna, Gary Medel, se volvió a dar tiempo y espacio para referirse al estallido social que se vive en Chile y que se arrastra por más de treinta años de abusos sostenidos. El llamado “Pitbull”, dijo: «Es una situación compleja la de Chile, pero desde aquí enviamos todo nuestro apoyo a un pueblo que lucha por sus derechos«.

Agregó que «es una lástima lo que está sucediendo, pero es positivo lo que está luchando la gente. Y la selección le da todo nuestro apoyo al pueblo».

Vale la pena mencionar que el ayudante técnico del club, Emilio De Leo, ha manifestado en los medios de comunicación que “estamos felices con Medel y la forma en que ha entrado al equipo. Es un gran líder que se hace escuchar en cada entrenamiento”.

Este recuerdo a Gary Medel se lo entregaron los reclusos de Colina II.

¡Hulmide y cordial!

Manuel Catalán, actual presidente Provincial ANFUP Santiago, en el período en que Gary Medel visitaba a algunos amigos en Colina I, era gendarme y trabajaba en la guardia interna de esa cárcel. En conversación con “Cápsula Informativa” recuerda cuál era la actitud del, ahora, reconocido y admirado futbolista chileno que juega en la Serie A de Italia, en el Bologna. “En Colina I estaban internos algunos de sus amigos y los iba a ver en calidad de visita y lo hacía como cualquier otro ciudadano. Él jugaba a la pelota con los demás internos, mostraba sus dotes de futbolista y siempre con humildad. Era respetuoso, amable, cordial con los reclusos y también con los funcionarios de Gendarmería”.

Añade que “Medel cuando visitaba la cárcel se mostraba como un deportista sencillo, cercano a su gente, sin ufanarse de sus logros y trataba de que los internos se entretuvieran jugando fútbol, de manera sana para que fuera más ameno el día a día dentro de la cárcel”.

¡Visita al Lucho Pato y juego!

Después de 2012, Gary Medel también visitó en Colina II, al ex jugador de la Universidad Católica, Luis Núñez, apodado “Lucho Pato”, que estaba recluido en el Módulo Beta –destinado a narcotraficantes-, y que, hoy, está prófugo de la justicia, tras recibir un beneficio intra-penitenciario.

Durante sus visitas, Medel también aprovechó de jugar fútbol con los reclusos de ese recinto. Hay que indicar que las actividades deportivas se realizaban en el gimnasio de ese penal, o a veces, al interior de los módulos donde hay canchas de cemento de Baby Fútbol.

Fotografía: Peloteros Chile

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here