Por: Daisy Castillo Triviños

El 4º Juzgado de Garantía de Santiago, acogió a tramitación la querella criminal por el delito de injurias graves contra la diputada (RN), Aracely Leuquén, presentada por Katherine Contreras, empleada del local Irish Geo Pub, de Las Condes.

«Cápsula Informativa» accedió, en exclusiva, al documento de la querella, en la que, de manera textual, se plantea que «el día 11 del presente mes, la querellada se presentó al local, aproximadamente, a las 13:30 horas. Al arribar, se sentó en la barra y pidió le sirvieran pisco sour, comenzando a alternar conversaciones con los mesoneros…».

Se indica que » a las 14:15 horas, aproximadamente, divisé a la querellada almozando una ensalada y bebiendo pisco sour. Me pareció una persona normal como cualquier cliente que frecuenta el bar, tampoco me llamó la atención con el transcurso de la tarde, que seguía sentada en la barra bebiendo pisco sour y hablando por teléfono. Sí, preocupó a los empleados del local, su cada vez mayor agresividad a medida que se emborrachaba, ebriedad que iba acompañada de altercados, arrojándole comida (papas fritas) tambaleándose en su camino al baño… Más aún, cuando en sus altercados se identificaba como Diputada de la República…».

En el texto de la querella se detalla que «aproximadamente a las 16:30 horas, el cajero me da aviso que la clienta le preguntaba por su cartera, que no encontraba, culpando de ello a los empleados, todo esto en evidente estado de ebriedad. Ante esta situación, debí instruir a los encargados de la barra que no le vendieran más alcohol, pidiéndoles que se ocuparan que no saliera sola del local y que se llamara a alguien conocido, porque su estado era tal que era un grave peligro para ella y para otros que saliera sola. Esta situación, parece haber generado problemas, porque mis supervisados nuevamente debieron llamarme, complicados, porque la querellada se negaba a pagar su último consumo, consistente en una hamburguesa con papas fritas (las mismas que arrojaba a los empleados del local) y exigía que la dejaran ir, gritando y diciendo que no la podían retener como Diputada de la República».

Y, el texto continúa: «Ante este escándalo traté de razonar con ella, pidiéndole que pagara antes de retirarse. Su reacción fue poner la boleta en mi boca, restregándomela, mientras me decía que me comiera mis migajas, luego me agarró del cabello, tironeándolo. Yo sólo atiné a intentar liberarme tomándole las manos. Ella continuó con su agresión, repitiéndome que comiera sus migajas, porque tenía para pagar 10 veces la cuenta, agarrándome nuevamente del cabello con su mano izquierda, con mucha fuerza y agresividad, sin soltarme por largo rato…».

LEA AQUÍ EL TEXTO COMPLETO DE LA QUERELLA CONTRA LA «JOYITA» DE PARLAMENTARIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here